¡Compartimos experiencias con los compañeros!

Hace ya unas semanas que tenemos nuestros equipos creados. Estamos distribuidos por colores y cada trimestre cambiaremos de compañeros y de color.
Vamos a trabajar a través de la gamificación, o lo que es lo mismo, el juego, la consecución de retos  y el logro de puntos.Para ello hemos creado una plataforma de Class Dojo en la que los niños aparecen en cada uno de sus equipos. Aleatoriamente asignamos a cada niño un pequeño monstruo y fuimos viendo cómo era cada uno. Nos encantó. Ya comenzamos a aprender las diferentes letras que componen nuestro nombre y vimos cómo eran nuestros monstruos. Tuvimos más presente si cabe a Muna, nuestro monstruo que nos acompaña cada día en clase.








Además, a lo largo del curso iremos consiguiendo puntos según nuestro comportamiento y teniendo en cuenta las siguientes habilidades que irán siendo ampliadas.

Las hemos creado de manera conjunta, siendo nuestros propios niños partícipes en la elaboración. Poco a poco iremos incorporando nuevas normas siempre que se vayan requiriendo.

 Aunque al principio nos costó un poco ya estamos empezando a trabajar muy bien por equipos y a adquirir las rutinas básicas para el funcionamiento del día a día en el aula.

 El aprendizaje nunca se produce en aislamiento: se produce a partir del interjuego dinámico de individuos (Williams & Burden, 1999). 


2 comentarios:

  1. ¿Utilizáis ClassDojo para padres también? ¿Nos compartiréis a nuestros pequeños monstruitos?
    Me encanta la iniciativa. Enhorabuena Leticia. Los niños estarán encantados.

    ResponderEliminar
  2. Gema gracias. Empezamos sólo con los niños pero más adelante quizás ampliemos.

    ResponderEliminar